<< Volver a la vista general
Flooring 101

¡Disfrute de su nuevo suelo laminado durante más tiempo!

Como es natural, todos deseamos que nuestro nuevo suelo laminado se mantenga impecable todo el tiempo posible. ¿A que sería genial que siguiese pareciendo nuevo durante los próximos cinco, siete o incluso diez años? Pues para ello no hace falta hacer grandes esfuerzos. De hecho, es tan sencillo como seguir estos consejos:

1. De entrada, felpudos

Coloque un felpudo bonito y eficaz delante de cada una de las puertas que den al exterior. Así, evitará que la arenilla y otros restos de suciedad entren en casa, evitando desgastes y arañazos innecesarios. ¿Que quiere asegurarse aún más? Coloque un segundo felpudo por el lado interior de la puerta.

2. La suavidad del fieltro

Coloque almohadillas protectoras de fieltro en la punta de las patas de sus mesas, sillas, mesitas de café y demás muebles. Así, se acabó el chirriar y rechinar al moverlos. Así evitamos posibles arañazos y también esos molestos ruidos.

3. Alfombrilla para zonas de uso intensivo

¿Tiene una silla de oficina con ruedas que está constantemente moviéndose sobre la misma zona? Entonces, lo mejor es usar una alfombrilla protectora de plástico transparente. Apenas notará que está ahí y evitará lo que de otro modo sería un punto de desgaste garantizado. Es cierto que algunas sillas vienen con ruedas suaves, pero ¿para qué arriesgarse?

4. Limpieza y mantenimiento

Para la limpieza diaria o semanal basta con una aspiradora, una escoba suave y un paño ligeramente húmedo. Una mopa de microfibra es ideal. ¿Prefiere pasar una fregona húmeda? En ese caso, procure que no lleve demasiada agua, ya que no le sienta bien al suelo. Antes de pasar la fregona escúrrala bien y, al terminar, pase una mopa seca.

5. Hay jabones y jabones

No utilice jabones altamente concentrados ni detergentes orgánicos en el suelo laminado ya que dejan una fina película grasa y además hacen que queden marcas al pisar. Utilice en su lugar el limpiador BerryAlloc para suelos laminados, que ha sido desarrollado específicamente para su suelo. Es un producto biodegradable con un fresco aroma y se seca sin dejar marcas ni manchas. Es perfecto incluso para quienes no se les dan bien las tareas de limpieza. 50 ml diluidos en 10 litros de agua son más que suficientes.

6. ¡Prohibido!

Nunca debe usarse un limpiador con vapor para el suelo laminado ni debe encerarse, barnizarse ni abrillantarse. No intente limpiar nunca las manchas con estropajos ni similares.

7. Conviértase en un as de la eliminación de manchas

¡Tenga esta lista a mano y combata cada mancha con el arma adecuada!

  • ¿Sangre? Un paño húmedo bien escurrido es suficiente.
  • ¿Café, té, chocolate, zumo, leche, vino, bebidas, grasa? Humedecer un paño en un poco de agua tibia con limpiador BerryAlloc para suelos laminados; escurrirlo bien antes de usar.
  • ¿Goma, aceite, alquitrán, betún de zapatos, hollín, pintauñas, pintalabios, tinta, lápices y ceras para colorear, pintura? Es hora de sacar la artillería pesada: un poco de acetona o de aguarrá mineral resuelve el problema.
  • ¿Cera de vela, chicle? Esperar a que se endurezca y raspar con cuidado.

Sigue a @BerryAlloc en Instagram

my basket

No products selected

0