Fáciles de limpiar

Un suelo PURE necesita muy poco mantenimiento. Los suelos PURE poseen un barniz protector de poliuretano que facilita su limpieza y los protege del uso y el desgaste diario. Todo lo que necesita es pasarles de vez en cuando una fregona húmeda y productos de limpieza comunes.